Tratamiento para cicatrices en el pecho ISIMODERM Areola

En: lunes, febrero 26, 2018 Comentario: 0 Hit: 261

Para tratar las cicatrices es necesario un ambiente ideal, haber un equilibrio entre humedad y exposición al oxigeno. Isimoderm Areola ofrece está átmosfera por lo que es el tratamiento ideal para reducir y eliminar las cicatrices del pecho.

Después de pasar por quirófano, ya sea por una cesaría u otro tipo de operación, suele preocupar la cicatriz que se queda. Es muy corriente la formación de cicatrices hipertróficas o de queloides por eso ISIMO-DERM ha creado unos apósitos para el tratamiento de las cicatrices.

Tanto las cicatrices hipertróficas, como de queloides, se caracterizan por una superproducción de colágeno y de células que provocan, al final, que la cicatriz sea vistosa y abultada. La principal diferencia entre ambas es:

  • La cicatriz hipertrófica se forma en el mismo momento de cicatrización
  • La cicatriz queloide puede evolucionar hasta alcanzar el año tras la incisión.

Por ello, es importante estimular o evitar problemas de cicatrización incorrecta.

Apósitos ISIMO-DERM AREOLA

Los apósitos Isimoderm Areola están dimensionados para pequeñas cicatrices hipertróficas y queloides que surgen como consecuencia de una reconstrucción de la Areola y la cirugía de aumento de pecho (o reducción).

Estos círculos Areola son de silicona de grado médico 100% y se aplican encima de las cicatrices, pudiendo cortarlas con el tamaño que se desee, para ayudar a reducir el tamaño, grosor, altura, y color de las cicatrices, ya sean viejas o nuevas.

Son apósitos suaves, adhesivos y semi-oclusivos, desarrollados para el control de las cicatrices hipertróficas y queloides.

Isimoderm Areola es el producto más efectivo actualmente para tratar las cicatrices.  

 ¿Cómo actúan las láminas de Isimoderm Areola?

Para curar las cicatrices es necesario un ambiente ideal, es decir, debe haber un equilibrio entre humedad y la exposición máxima al oxigeno.  

 La lámina de gel de silicona Isimoderm Areola es un apósito que cubre la zona de tratamiento de la cicatriz completamente, ofreciendo un tratamiento uniforme  y completo de esta zona del pecho.

Como Isimoderm es semi-impermeable, aunque el apósito cubre la zona, permite la entrada de oxigeno a la vez que mantiene el exceso de humedad afuera, creando así el ambiente perfecto para la curación del tejido de la cicatriz. 

Los estudios de Isimoderm Areola han demostrado una tasa de éxito de hasta 85% en cicatrices menores de 1 año, y una tasa de éxito de alrededor de 65% para las cicatrices con más de 10 años.

Comentarios

Deja tu comentario